Momento de apertura que abarca los períodos entre las sesshines de primavera, de la ascensión y el campo de verano 2014

Es una elección importante que algunos hacen en algún momento de sus vidas: retirarse para dejar los asuntos sociales a un lado. Ya sea sólo por un período corto, dedicar algo de tiempo antes del retiro y dejarse llevar por el ritmo simple y natural del templo, de la naturaleza, del recogimiento, es una experiencia apasionante.

A veces da miedo... nos preguntamos: “¿Voy a estar a la altura? ¿tengo el nivel de semejante práctica?  Y el trabajo en el campo, todo el mundo sabe que es duro, no estoy acostumbrado... ¿acaso voy a aguantar?” Y luego, y luego... y luego cada uno verdaderamente sabe que una vez sumergidos en la práctica auténtica de los monjes y de los Budas los cuestionamientos se disipan, la luz y la energía brotan desde el interior, lo mental se simplifica y el gran aliento de la realización se llena de vida. Realizamos entonces cosas tan simples como esenciales, útiles para la mayoría... Es el zen simple y nuevo y sin embargo implacablemente original.

 

No necesitas ser un miembro del gremio de los obreros o de oficio constructor, Dar su tiempo, su energía, participar en el desarrollo de un lugar que tiene una historia de servicio, que sirve la práctica espiritual de los monjes y las monjas modernas y que servirá para las generaciones futuras sin lugar a dudas. Nadie sabe 'no hacer nada' y cada uno puede así practicar el espíritu libre del samú, con energía y atención.

 

 

Seguir las instrucciones, los consejos y los planes de trabajo, participar en su elaboración, proponer nuevas estrategias y desarrollar proyectos de interés, nada es sistemático ni en ningún caso con un único cometido. La sangha vela y sostiene la realización de todo, de cada uno. Se trata de fushin samú, de realizar el espíritu altruista.

 

 Pero, concretamente ¿cómo se hace?

DPrimero, no entramos en un templo como en un bar. Antes de venir hay que pedir autorización. Escribes unas palabras que envías al maestro Kosen y al guardián del templo donde compartes tu motivación y tu proyecto, en caso de contar con uno.

La motivación puede ser de naturaleza interior pero también puede estar relacionada con algún logro físico. Sea como sea será provechosa de todas maneras. Puedes contar o no con un proyecto preciso. Es una cuestión de cortesía la razón por la cual se pide conocer tus intenciones, también será más fácil orientarte y guiarte hacia tus aspiraciones más adelante. 

Para poder venir al templo entre sesshines hay algunas reglas simples: además de estar bien de salud física, mental y socialmente, se requiere un conocimiento del lugar y el haber participado anteriormente en retiros dirigidos por el maestro Kosen en el templo. También es necesario que la permanencia esté acotada a un período de tiempo definido, sin que se acepte a nadie de manera permanente por el momento. Desde luego, es esencial que puedas seguir las reglas y las instrucciones que se dan in situ sin generar interferencias en la práctica de otros, adaptándote así a la vida del templo tal y como se celebra a diario. Invariablemente, hace falta también que tu solicitud sea aceptada. 

Si me aceptan, ¿Qué tendría que hacer?

En el templo los días se organizan en torno a horarios que varían bastante poco. Zazen por la mañana (a las 7h 30, las 8h 00 o las 9h 00 según el programa anunciado) seguido o precedido por el desayuno (clásicamente la guen-mai).

Viene luego la reunión de samú donde se expone el programa del día. Luego todo el mundo se pone manos a la obra, solos o en equipo, antes de la comida del mediodía que está a cargo de todos. Excelente ocasión para aprender a cocinar para aquellos que todavía no saben. Café, té, pequeña pausa y por la tarde cada uno repite su actividad, el samú continúa.

A última hora de la tarde cada uno acaba su trabajo y deja todo en orden antes de ser libre para volver a su habitación, para pasear al aire libre, para relajarse o para comer algo ligero antes del zazen de la tarde que generalmente es a las 20h 30. Sí, son días ajetreados y no es raro llegar por la noche muy cansado a la cama..

 

Una semana después, también y desde luego vienen momentos de ocio o de actividades anexas, como la costura zen o la práctica de deportes, por ejemplo, luego viene el descanso que generalmente se da desde el sábado a media mañana hasta la tarde del domingo, cuando cada cual es libre para dedicarse a sus asuntos. Por lo demás, pueden surgir cambios en el programa de acuerdo a las necesidades y es el responsable del lugar quien dirige las actividades. 

 

Justamente, ¿quién es el responsable del lugar?

El guardián del templo, responsable del lugar en ausencia del maestro Kosen (que practica diariamente en su dojo de Montpellier), es el monje Loïc Daoyi Kosho Vuillemin,  discípulo del maestro Kosen y heredero de su transmisión. Viviendo con su familia en el templo desde hace ya algunos años, cuenta con mucha experiencia sobre el lugar y el samú en el seno de la Kosen Sangha. Es él quien, conjuntamente con el maestro Kosen, fija los horarios, programa el curso de los días y redacta el presente artículo. También dirige las sesiones de zazen y las ceremonias en el templo. 

Lo que hay que saber...

Los residentes no cuentan con ningún acceso a internet más que el de la red 3G pública (F-contact) a partir de la cual cada uno toma sus propias disposiciones.El clima es a veces duro: ropa de abrigo, chándales y calzado impermeable, un paraguas no es un lujo.Puedes traer tus propias herramientas si te responsabilizas de ellas.Se recomienda ropa de trabajo.La estadía es completa y gratuita, salvo durante las sesshines.¿Cómo empiezo? Envíanos un correo electrónico...

Practice at the zen temple: zazen, samu and fresh air

Meditación Zen : retiros

Próxima sesshin : del 09 Junio 2018 al 10 Junio 2018 - Informaciones y inscripciones a este retiro zen


En este mundo animadoEl cuerpo que yo abandono al fuegoSeria miserableSi yo viera en mi otra cosa

Ryonen

Hacer una donación

Puedes contribuir al plan de gestión sustentable y de preservación del patrimonio forestal del Templo Yujo Nyusanji


Mondo

Preguntas al maestro zen Kosen

Boddidharma, monje budista indu, fundador en china de la escuela Chan, corriente contemplativa del mahāyāna, que se convirtio en el Zen.

Maestro Kosen

Sigue la enseñanza del Maestro Kosen en el Dojo Zen de Montpellier y en las grandes sesshines en el templo zen Yujo Nyusanji


Kusens

Escuche et descargue las ultimas enseñanzas (en frances) del Maestro Kosen